El sol esta por salir.






El sol esta por salir, amo estas horas imprecisas en que la naturaleza desafía al arte con su gusto por degradar tonos opacos y luminosas aberturas aéreas… cubierto por la sal y arena… algo inexplicable, indefinible que ni siquiera intento pensar, tan sólo reconocer,
destila el hondo vació del fin. Es un placer real, protegido por solidarias capas… bellos segundos para contraer los pulmones y dejarse marear por la inmensidad, la plenitud infinita… sentir que todo terminará pronto… más allá del humo y la polvareda frenética… No vale la pena recordar… ahora estoy aquí…


-Trata de respirar… así lento, no te muevas, guarda energía L, pronto llegarán los helicópteros… vamos, no intentes hablar… ¿qué? Quieres que te acerque al mar, a la orilla… vamos L, no vale la pena… sólo aguanta… estas en shock aguanta quieres… debemos esperar… aguanta L, aguanta…


-Muéranse chinos de mierda, fritos como pescado… jajajajaja… quiero aloz con mis pescado señol… jajajajaj saluden a Ho Chi Minh en el infierno


-F, qué demonios haces, apaga esa maldita cosa lunático imbecil… apágala te digo… Esto no es un juego… que no te das cuenta que debemos salir de aquí… estamos rodeados… era una emboscada hombre, una trampa… el resto esta esperándonos en la playa… En el punto de encuentro… hay que moverse…


-¿De qué hablas?


-de la playa tío, la playa… han hecho la llamada, G se llevo a los que pudo junto a L y están ahí… esperándonos… debemos darnos prisa… Vamos hombre, yo no quiero morir aquí, vámonos…


-Yo no voy…

-pero qué dices, debes estar bromeando…


-no que va, yo de aquí, no me muevo… no sin saldar cuentas con estos comemierda, no a esta altura del partido…


-Deja eso F, no te parece que ya fue suficiente… lo que hemos hecho… qué quieres ahora… quemar toda la condenada villa…


-Si es necesario… si es necesario lo haré.


-Estas demente… son civiles viejo… niños y ancianos, sólo eso, mocosos y abuelos, hay que dejarlos en paz… eran cebo nada más… lo único que querían era traernos aquí… ahora debemos irnos…


-Mira escuálido… yo no me enrole para hacer amigos y jugar al rescate del espíritu humano…


-Pero nos están masacrando allí fuera, míralo tu mismo… tenemos que reagruparnos y esperar a los helicópteros… como nos dijeron… ¿vienes o no? dime… ¿vienes o no?



-Surcando el cielo con mi amigo en brazos, aún sostengo la helada jeringa de morfina entre los dedos y a medida que el motor de esta bestia brama cortando la pálida mudez… pienso en los que quedaron atrás y nos alejamos y vuelvo a pensar en ellos y veo sus cuerpos entre un verde palúdico y mostazas corrientes… la selva arde, la villa es un cenicero y las anónimas ráfagas muerden hasta devorar la idea de esos rostros ausentes. Sus siluetas tan sólo puedo imaginarlas, corriendo de un lado a otro como insectos justicieros, saldando una afrenta que nace de una lucha mayor, estúpida pero más grande que nuestras vidas y sin saber por qué… no puedo llorar, sólo me queda la mueca de L, esa extraña postura de sus labios… quizá soñando sin respirar, con este paraíso profanado…


Autor: Daniel Rojas P.

Dejar Comentario

*
Smilies
*
Ingrese el código mostrado.